Salud RevistaCanal SaludCiencia y SaludiSalud

Tabaco y monóxido de carbono, mayor riesgo de infarto y colesterol

Ya sabes que el monóxido de carbono (CO) es otro componente del humo del tabaco. Quizás no es tan “famoso” como la nicotina, pero debes saber que es muy perjudicial para los vasos sanguíneos y para la circulación en general.

Tabaco y monóxido de carbono, mayor riesgo de infarto y colesterol

El otro día me decías  que  en el humo del cigarrillo se han aislado más de 4.000 componentes. Me explicaste las acciones de la nicotina sobre los vasos sanguíneos y la circulación de la sangre. Cuéntame como influye el monóxido de carbono.

Te cuento algunas cosas.

Los hematíes, los famosos glóbulos rojos, son unas células que llevan en su interior  una proteína llamada hemoglobina, capaz de transportar el oxigeno a todas las células del organismo.

Pues bien, el monóxido de carbono tiene una afinidad, una apetencia, por la hemoglobina 240  veces mayor que el oxígeno. Por este motivo, mucha hemoglobina se va a unir al monóxido de carbono formando un compuesto llamado carboxihemoglobina. Cuanto más monóxido de carbono haya, menos oxigeno  se podrá unir a la hemoglobina y, por tanto, menos llegará a las células, y éstas no podrán desarrollar bien su función. Al recibir menos oxígeno las células del corazón, el riesgo de infarto es mayor.

El monóxido de carbono aumenta el colesterol, y por tanto se va  depositando de forma más intensa en las paredes de las arterias favoreciendo la arteriosclerosis, que es la enfermedad que produce el infarto.

El monóxido de carbono produce también un aumento de la agregación de las plaquetas. Las plaquetas, como ya te he explicado, son unas células que van en la sangre y que son necesarias para la coagulación. Si tienden a agregarse de más, se forman microtrombos que obstruyen los vasos sanguíneos más finos y dejan pequeños tramos sin sangre.

El tabaco no sólo perjudica al que lo fuma, sino también a los que están cerca del fumador, los llamados fumadores pasivos.

Te diré más.

  • Los estudios han demostrado que la frecuencia de infarto y angina de pecho es 15 veces mayor entre las mujeres con maridos fumadores que en aquellas cuyos  maridos no fuman.
  • Las personas que han tenido un infarto y dejan de fumar tienen un riesgo de un nuevo infarto 3 veces inferior que las que siguen fumando.
  • No te he hablado de otros problemas producidos por el tabaco tales como que el 90% de los cánceres de pulmón aparecen en fumadores y que el 90% de las bronquitis crónicas también son debidas al tabaco.

Creo que ya ha quedado suficientemente claro lo tremendamente perjudicial que es el tabaco para el sistema cardiovascular de las personas. Si juntamos tabaco con algún otro factor de riesgo cardiovascular como: diabetes, tensión arterial elevada, etc. el resultado puede ser catastrófico. A mi no me gusta alarmar, sí decir y explicar la verdad claramente.

 

Artículos relacionados:

7 comentarios
  1. cual es la fecha y el año de publicación de este articulo?

  2. Hola buen dia

  3. Eme encanta la ceniza del cigarro winston

Responder

Últimas publicaciones

  • Hacked By XwoLfTn
    Hacked By XwoLfTn Long life for Tunisia  long life to Palestine ./Exit  ...

Dirección

Inforges Formación Tel.: 968 35 04 11 Consulta de Endocrinología y Nutrición Dr. Juan Madrid Paseo Virgen de la Fuensanta nº 8 (Barrio de la Flota) Murcia Tel.: 968 90 98 44 email: isalud@inforges.es

Produce

Copyright iSalud&Juan Madrid

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR